Según la Legislación vigente LOPDGDD / RGPD, la grabación de la imagen y/o sonido de una persona (videovigilancia), ya sea trabajador o no de la empresa, se considera un dato personal.

Proporcionalidad del tratamiento de videovigilancia

La proporcionalidad en la videovigilancia, es un elemento de suma importancia en todos los ámbitos en los que se instalen sistemas de videovigilancia o cualquier otro tipo de controles, datos en los cuales pueden ser numerosos los supuestos en los que se vulnera este principio y puede llegar a generar situaciones abusivas por parte del Responsable.

Atendiendo a esta base, resultaría desproporcionado un sistema de videovigilancia que permita un seguimiento continuo de la actividad de los empleados monitorizando por completo su actividad laboral.

La implantación de la videovigilancia en el ámbito Laboral deberá ser:

  • Justificada, si existen razonables sospechas de que los empleados realizan una actividad ilegal;
  • Idónea para verificar si alguno de los empleados comete las irregularidades sospechadas;
  • Necesaria, ya que la grabación serviría de prueba de tales irregularidades;
  • Equilibrada, cuando la grabación de imágenes se limita a una zona.
  • Por seguridad, cuando se pueda temer por la seguridad de los empleados

Licitud del tratamiento de videovigilancia

De acuerdo con el art. 89 de la LOPDGDD , y a modo de regla general,  la empresa podrá hacer uso de la información obtenida a través de sistemas de videocámaras para el ejercicio de las funciones de control de los empleados, siempre que exista información previa de esta medida de forma expresa, clara y concisa, tanto a los propios trabajadores como, en su caso, a sus representantes legales.

En ningún caso se podrá admitir la instalación de sistemas de videovigilancia en lugares destinados al descanso o esparcimiento de los empleados, tales como vestuarios, aseos, comedores y análogos.

Obligación de informar sobre el tratamiento

El uso de sistemas de videovigilancia en el ámbito laboral exige cumplir con el deber de información, «los empleadores deben de informar con carácter previo, y de forma expresa, clara y concisa, a los trabajadores… y, en su caso, a sus representantes, acerca de esta medida».

En todos los accesos a las instalaciones se deberá colocar las placas conforme la existencia de videovigilancia en las instalaciones del responsable. En dicha placa deberá expresar como mínimo la siguiente información:

  • La existencia del tratamiento
  • La identidad del responsable
  • La posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión y limitación (art. 22.4 de la Ley)
  • El plazo de conservación de las imágenes.

Queda en vigor lo dispuesto en el RGPD art. 6 que regula el plazo de conservación, y que se refiere a que se produzca la cancelación de imágenes en el plazo máximo de un mes.

 

DEPARTAMENTO TÉCNICO DE PROTECCIÓN DE DATOS.