Con el auge de las redes sociales, muchos padres, madres, familiares, amigos, etc., se animan a compartir, en sus perfiles, imágenes y/o vídeos de menores de edad. Sin embargo, de forma indirecta, pueden estar perjudicando gravemente el futuro de estos menores y también el de ellos mismos. Por este motivo, a continuación vamos a explicar los principales peligros de vulnerar la privacidad y la protección de datos de los menores de edad.

Concretamente, más del 75% de los padres y madres comparten los datos de sus hijos/as en redes sociales. Además, 8 de cada 10 tienen seguidores que nunca han conocido. Esto último hace que estas publicaciones hechas en redes sociales pasen, de forma peligrosa, a manos de organizaciones desconocidas. Por lo tanto, lo que para muchos progenitores puede ser un simple recuerdo de sus hijos, para otras personas estas publicaciones son datos que pueden utilizar para cometer fraudes y delitos que pueden perjudicar seriamente sus vidas.

El Peligro de la Inteligencia Artificial y tecnologías relacionadas en la Protección de Datos de los Menores de Edad

Con solamente una fotografía o un vídeo, actualmente existe la posibilidad de usar la inteligencia artificial, así como otras tecnologías, para muchas finalidades distintas. Por ejemplo, convertir a una niña pequeña en una persona adulta, es decir, recrear con bastante exactitud como sería esta niña en su etapa adulta.

Actualmente, las nuevas tecnologías permiten hacerlo de tal manera que esta creación artificial hable, se exprese y se mueva de forma muy realista en un simple vídeo, como si realmente fuera la versión adulta de la niña anterior. Esto supone un gran peligro si la persona que lo hace tiene malas intenciones, ya que, en un futuro, la identidad de esta niña puede ser robada y usada para cometer varios fraudes y delitos. En consecuencia, ella podría ir a prisión por cosas que realmente nunca ha cometido.

Además, con un simple vídeo, su voz puede ser clonada y adaptada a la que sería su voz adulta. Esto último podría usarse para cometer muchas más estafas o, simplemente, para hacerle perder el control de su vida real. Así mismo, se están dando casos en los que los delincuentes están usando la clonación de la voz de los menores para hacer creer a sus progenitores que han sido secuestrados, y así pedir un rescate económico.

La importancia de la Protección de Datos de los Menores de Edad

Todo esto se puede evitar. Por este motivo, desde SETEMCAT, queremos concienciar a todos los padres, madres y allegados de la importancia de la seguridad en línea de los menores. Además, les recomendamos dotar de una protección especial a sus datos personales, de tal manera que solamente personas de confianza puedan acceder a ellos. De este modo, estarán protegiendo la privacidad virtual tanto de los pequeños, así como también la de ellos mismos.

Lo que compartimos en línea es como una huella digital que nos seguirá por el resto de nuestras vidas.

Vía | Derecho de la Red